NIPPON MADE: HANDCRAFTED IN JAPAN

Nacida en Japón, la marca Onitsuka Tiger creó la serie NIPPON MADE para mostrar los prodigios de la artesanía japonesa a todo el mundo. Se aprecia en los materiales de calidad y en cada faceta del trabajo artesanal que está detrás de la fabricación de estas zapatillas, en su teñido y cosido. No hay ni un solo par de estas zapatillas, fruto de la magnífica artesanía japonesa, iguales. Belleza atemporal creada por manos artesanas, Onitsuka Tiger comparte la auténtica calidad japonesa con el mundo.

COMPRAR AHORA








UNA OBRA MAESTRA

Producidas en la costa de la prefectura de Tottori en Japón, esta zapatilla de gama premium se envía a Osaka donde comienza el incansable proceso de personalización a mano. Es aquí donde las manos de los artesanos dan forma a la belleza atemporal, que pronto podrá ser apreciada en todas las partes del mundo. Fundada en 1949, la historia de Onitsuka Tiger encarna la historia del calzado deportivo y la historia de la cultura del deporte en Japón. Descubre nuestra última evolución, con la línea NIPPON MADE.

COMPRAR AHORA




FABRE NM

Gracias a la combinación de las dos caras esenciales de la marca Onitsuka Tiger, FABRE NM ofrece lo mejor del estilo y la esencia en un formato irresistible. Al materializar la calidad NIPPON MADE junto con una de las siluetas más icónicas de Onitsuka Tiger, este estado de estilo tan codiciado es ya un hecho. Fabricadas por expertos en la costa de la prefectura de Tottori (Japón) y, a continuación, enviadas a Osaka para darles una personalización y acabado a mano, todas las zapatillas NIPPON MADE destacan por su belleza intemporal y porque no hay dos pares realmente idénticos. La FABRE, lanzada por primera vez en 1975, recibe este nombre por la rápida estrategia de 'contraataque' usada en baloncesto. Este diseño es fiel a sus raíces con un estilo de perfil bajo y la marca original, pero hemos introducido la parte superior de cuero negro con una textura direccional para darle un toque atractivo para la nueva temporada. Los tonos rojos y blancos añaden un toque de color, mientras que las rayas tonales le dan el acabado final al panel lateral.